Etiquetas

, ,

Si partimos de la idea de que el cine es una expresión artística en la que el autor manifiesta su visión personal sobre un hecho real o imaginado, y que toda visión personal está influida por sus experiencias personales, por la sociedad y la cultura a la que pertenece, entonces podríamos decir que el cine es un reflejo de experiencias personales, sociales y culturales del director, guionista, etc.

Siguiendo con esta idea, vamos a ver cómo las sociedades en las que las bibliotecas están más valoradas se reflejan palpablemente en el cine. Todos sabemos que en las películas americanas es donde las bibliotecas aparecen más veces, y esto es muy normal, ya que en esta sociedad el uso de esta institución está muy extendido. Se utilizan en la misma medida que otros servicios de la comunidad.

Sin embargo, esto no sucede en España. En el cine español son pocas las películas en las que aparece una biblioteca, por el contrario otros aspectos de nuestra sociedad si aparecen a menudo, como son las reuniones en los bares o el fútbol. Que vaya por delante que no se tiene nada en contra de estas actividades de las que nosotros participamos, simplemente se exponen como parte de una realidad cultural.

Si comparamos lo dicho anteriormente con el cine norteamericano, también aparecen reuniones en bares o delante del televisor de casa viendo un partido de fútbol americano, pero además de estas manifestaciones culturales, aparece la biblioteca aunque su aparición en la película sea muy breve.

Independientemente de la imagen que de la biblioteca y del personal bibliotecario se plasma en el cine, es claro que ya el mero uso de este recurso por parte del cineasta es un punto a favor de esa cultura.

En cuanto a la imagen que se da de la biblioteca en el cine, se puede decir que ésta es muy variable dependiendo de la época en que esté ambientada la película o del momento que se grabó, si su argumento es de estilo costumbrista, del uso que de la biblioteca se quiera dar, etc.

Si hablamos del uso de la biblioteca, es generalizado la utilización de la hemeroteca para resolver un misterio o asesinato. Todos tenemos la imagen del protagonista que visiona en el lector de microfichas, los periódicos de la fecha en la que sucedió el asesinato para averiguar las motivaciones ocultas del asesino.

Otra imagen recurrente es la de la biblioteca antigua, llena de secretos que guardan el saber y cuyo acceso está limitado a privilegiados. Esto se agudiza con un entorno sobrio y gris, lleno de libros amontonados, apilados, bajo una capa de polvo y telarañas. Un lugar inaccesible custodiado por un viejo bibliotecario que considera cualquier visita como una intromisión en su privacidad.

De esta imagen sacra de biblioteca de algunas películas, pasamos a otra más acorde con la realidad actual. Un lugar limpio e iluminado, con una colección de libros organizados en estanterías y de libre acceso. En estas bibliotecas los comentarios, en voz baja, están permitidos, favoreciendo la idea de ser un lugar donde la gente puede reunirse o se pueden hacer amigos.

Otra cuestión importante de las bibliotecas es la imagen que se sugiere del bibliotecario. En algunas películas se muestra como una persona gris, con gafas, muy culta y generalmente vieja. En el caso concreto de las mujeres, se aporta una imagen de mujer recatada, vestida con jersey de cuello alto y falda por debajo de la rodilla, con el pelo recogido en un moño y con las insustituibles gafas. Personajes muy distantes. Sin embargo en películas más actuales cada vez es más frecuente que se muestren como personas más accesibles y con una cultura media-alta acorde con el resto de los personajes.

La visión que se da en el cine de esta profesión, aunque depende del hilo argumental, está cambiando. Aún así, está muy lejos de parecerse a la dada de otras profesiones aparentemente más atractivas como pueden ser las de abogados, médicos, maestros o futbolistas. De hecho, si recordamos películas sobre universitarios las titulaciones que aparecen frecuentemente son las de economistas, abogados, políticos, etc., nunca las de bibliotecario.

Una vez planteada la visión que se tiene en el cine de la biblioteca, estos son solo algunos ejemplos donde esta institución hace acto de presencia en la gran pantalla.

https://www.youtube-nocookie.com/embed/videoseries?list=PL20630DBC844FD5E2&hl=es_ES

Anuncios