Etiquetas

, , , , , , ,

Al acabar el Poema de Gilgamesh el héroe sumerio no ha alcanzado la inmortalidad de los dioses a la que aspiraba, pero muchos siglos después podemos constatar que su anhelo se ha visto colmado al lograr la inmortalidad de los hombres y pasar a la Historia. ImagenCuando volvemos la vista hacia atrás para buscar los orígenes de la escritura su figura resurje majestuosa, al igual que la grandeza de la civilización sumeria, creadora de la escritura.

El Poema es una epopeya cuyo origen se remonta al III milenio a.C., su repercusión en Mesopotamia fue enorme y pueblos posteriores al sumerio beben de esa fuente adoptando a Gilgamesh como un personaje propio de su cultura; de este modo acadios y asirios lo enriquecen, siendo la versión conocida la superposición de sucesivas aportaciones. Hasta el siglo XVIII a.C. su transmisión se habia efectuado de forma oral, fijándose por escrito en esa época mediante trazos cuneiformes. El siguiente hito relevante para su pervivencia es su conservación en la Biblioteca de Asurbanipal en Nínive, fundada en el siglo VII a.C. y cuyo descubrimiento en el siglo XIX permite la recuperación de la literatura mesopotámica. Imagen

La obra aborda temas que reflejan las preocupaciones de la sociedad que la produjo y permite observar que la mayoría de los problemas de entonces subsisten en la actualidad. El amor, la amistad, la muerte, la aventura y la inmortalidad desfilan por las doce tablillas que componen el Poema poniendo de relieve su intemporalidad.

Su influencia en la literatura posterior es evidente en el caso del pasaje del Diluvio, cuya versión bíblica tiene gran paralelismo con el relato sumerio; del mismo modo en ambas historias la serpiente tiene connotaciones negativas al impedir su desenlace satisfactorio. Junto a esta deuda se detectan otras en obras de autores como Homero y Hesiodo, quienes pudieron verse influidos por el Poema. Además Gilgamesh, rey de Uruk, ha servido de modelo para crear personajes tan relevantes en la cultura occidental como Ulises o Hércules, herederos de un espíritu aventurero y de su desmedido arrojo.

Transformado en referente de la iconografía, la literatura y la historia, Gilgamesh ha pervivido a lo largo del tiempo, consiguiendo así de un modo indirecto hacer realidad su deseo.

(Artículo publicado en Revista Cejillas y Tejuelos nº 15 por Ruth Cano Pastor, bibliotecaria)

Anuncios