Etiquetas

, , , ,

De la mano de mis amigos Ariel y Pablo, volví a encontrarme con una persona increíble, con grandes conocimientos y con mucho amor hacia lo que realiza. Hoy Lía González sigue luchando y está al frente del portal BibliOpos. Lia

1 ¿Desde qué momento supo que se quería dedicar al mundo bibliotecario?

 

Lo mío más que vocación fue una intuición acertada. En el último año de instituto cuando había que decidir qué carrera elegir, mi primera opción era periodismo pero en una presentación de orientación laboral me hablaron de la carrera de Biblioteconomía y Documentación (entonces muy nueva) y decidí que justo eso era lo que yo quería hacer. Después la vida me llevó por otros caminos y tuve que dejar los estudios. Sin embargo la idea seguía ahí y como nunca es tarde, a los 40 llegó mi momento y decidí retomar lo abandonado. Esa fue una de las mejores decisiones que he tomado porque a partir de entonces cambió mi vida.

 

2. ¿Qué es lo que más le atrajo de él?

 

En la universidad descubrí la magia de las bibliotecas, que hasta entonces había visitado poco. Yo ya sabía que en los libros estaba todo porque siempre he sido una gran lectora pero el hecho de tener una biblioteca a mi disposición para acceder a todos los libros que necesitaba, bases de datos, revistas…, sin necesidad de dejarte el sueldo cada mes, contar con la ayuda de un bibliotecario para orientarme y el descubrimiento de Internet, fue lo que me enganchó definitivamente a este mágico mundo bibliotecario, donde tienes todo el conocimiento al alcance de tu mano y la posibilidad de hacerlo llegar a otros.

 Bibliopos nació como una web personal sin más pretensiones que la de organizar la información que necesitaba para preparar oposiciones mientras practicaba mi otra pasión, la creación y diseño web.

3. Actualmente preside la dirección de Bibliopos

 

Dirijo Bibliopos desde 2006 repartiendo mi tiempo entre mi jornada laboral remunerada en una compañía de seguros y mi trabajo (más bien pasión) en Bibliopos, como un proyecto de servicio sin ánimo de lucro.

Aunque no sé si puedo considerarme bibliotecaria porque mi biblioteca vive en Internet me siento afortunada de poder dedicarme a esto y disfrutar con lo que hago que es un poco de todo: búsqueda y selección de información, creación y gestión de contenidos, atención a las consultas de los usuarios, organización y diseño de la web… También me ocupo de la presencia de Bibliopos en las redes sociales aunque esto último, como el tiempo no es infinito, es una asignatura no aprobada que debe mejorar.

Además Bibliopos cuenta con la valiosa colaboración de Inmaculada Manzano, autora de gran parte de los artículos publicados en nuestro blog Nube de Ideas y de Víctor Santiago, que se ocupa del mantenimiento de la web y esporádicamente también de hacer aportaciones en el blog.

 

4. ¿Cómo ve el futuro de las Bibliotecas en España?

 

Incierto. En este momento de dificultad económica que atravesamos, en el que parece que las distintas Administraciones consideran que las bibliotecas son prescindibles, creo que el futuro de las bibliotecas pasa tanto porque los ciudadanos exijamos nuestro derecho de acceso a la cultura, como por que los bibliotecarios pongan trabajo, imaginación y entusiasmo donde faltan recursos.

 

 

5. ¿Qué nos podemos encontrar cuando entramos en la página que usted coordina y cómo surge la idea?

 

Bibliopos nació como una web personal sin más pretensiones que la de organizar la información que necesitaba para preparar oposiciones mientras practicaba mi otra pasión, la creación y diseño web. La idea de convertir lo personal en algo público surgió cuando a pesar de no realizar ningún tipo de promoción comencé a recibir consultas de opositores que se interesaban por el contenido de la web. Desde entonces Bibliopos ha ido evolucionando hasta convertirse en una “biblioteca en la web” útil fundamentalmente para opositores y estudiantes de Biblioteconomía y Documentación. Estos son los principales usuarios de Bibliopos y en función de sus necesidades, se selecciona la información que difundimos.

 

6. ¿Cree que nunca hay que darse por vencidos?

 

Desde luego, estoy convencida, nunca hay que dejar de perseguir los sueños. Actualmente, por la situación de precariedad laboral que sufrimos, todo es más difícil pero aun así se presentan oportunidades que no se pueden dejar escapar. Por eso además de creer en que todo es posible hay que seguir formándose y trabajando para conseguir lo que cada uno se propone. La suerte no existe.

A lo largo del tiempo que llevo en Bibliopos he podido comprobar que a pesar de que el número de plazas que se convocan en nuestro sector se ha ido reduciendo cada vez más, los opositores han seguido y siguen preparándose porque creen en sus posibilidades y es una satisfacción ver que antes o después muchos de los usuarios asiduos de nuestra web consiguen su objetivo.

 

7. Al navegar por su web, me llama la atención el apartado de la Sala de Prácticas. ¿Podría explicar a quién lea esta entrevista y esté interesado en qué consiste dicha sala?

 

La sala de prácticas es el motor de Bibliopos y el lugar de más participación de la web. Recopila ejercicios similares a los que se pueden encontrar en el ejercicio práctico de una oposición y exámenes que se han realizado en convocatorias oficiales, que sirven de referencia para próximas pruebas.

Además dos veces al mes realizamos simulacros de exámenes previa inscripción. El día señalado por la mañana enviamos a los participantes el formulario de examen a su correo electrónico y al final del día todos aquellos que han hecho el examen reciben la corrección en su email.

Por último la sección más consolidada (acaba de cumplir 4 años) es el Test Mínimo, en el que todos los lunes planteamos una pregunta para responder a lo largo de la semana y los viernes ofrecemos la solución argumentada. Es una manera de tratar con más detenimiento diversos aspectos relacionados con las bibliotecas y de estar al día de las novedades que van surgiendo. logobibliopos

 

8. ¿Qué piensa de las Bibliotecas en el mundo 2.0?

 

Creo que lo importante no es el apellido 1.0, 2.0…, si no que la biblioteca sepa conectar con las necesidades de sus usuarios independientemente del medio que se utilice para ello. Aprovechar la tecnología, las herramientas y la oportunidad de compartir e interactuar, que ofrece el mundo 2.0 es un más a más que favorece la visibilidad de las bibliotecas y el acercamiento a sus usuarios.

 Creo que lo importante no es el apellido 1.0, 2.0…, si no que la biblioteca sepa conectar con las necesidades de sus usuarios independientemente del medio que se utilice para ello.

9. ¿Cree que son necesarias estas plataformas para dar a conocer toda la información y los recursos que se pueden encontrar relacionados con la biblioteconomía?

 

Plataformas como Recbib, Dokumentalistas, Alquibla, Bibliopos y otros sitios de similares características, todos, en mayor o menor medida, ayudan a que información y recursos sean más accesibles. Sin embargo, quienes determinan si realmente tienen sentido son los que nos visitan y en función de su atención sabremos si hay que permanecer, mejorar o abandonar. Si seguimos adelante significará que hay alguien al otro lado que espera la información que nosotros difundimos.

 

10. ¿Qué piensa del modelo bibliotecario implementado actualmente en España?

 

En momentos difíciles la biblioteca pública debe actuar y realizar los cambios que sean necesarios en su modelo de gestión para que la opinión ciudadana perciba su utilidad. Creo que las bibliotecas pueden salir fortalecidas de la crisis si saben innovar y aprovechar el reto que supone sacar de donde no hay, buscando nuevas formas de financiación, no descuidando la formación del personal bibliotecario, creando nuevos servicios, favoreciendo la participación de los ciudadanos a través de campañas imaginativas y por supuesto, sin perder de vista su función de servicio al usuario. En definitiva, reinventarse cada día y evolucionar.

 Creo que las bibliotecas pueden salir fortalecidas de la crisis si saben innovar y aprovechar el reto que supone sacar de donde no hay, buscando nuevas formas de financiación, no descuidando la formación del personal bibliotecario, creando nuevos servicios, favoreciendo la participación de los ciudadanos a través de campañas imaginativas y por supuesto, sin perder de vista su función de servicio al usuario.

11. Hay una cantidad innumerable de artículos en Bibliopos donde el usuario interesado puede acceder…

 

Si, seleccionamos artículos, libros y otros materiales sobre biblioteconomía, documentación y tecnologías de la información siguiendo el criterio de actualidad y utilidad para cualquiera que esté interesado en estos temas pero fundamentalmente, con el fin de servir de referencia para preparar un temario de oposición o documentar un trabajo universitario o de otro tipo.

 

12. ¿Se puede colaborar y compartir contenidos a través de Bibliopos?

 

Se puede y de hecho los usuarios colaboran enviando exámenes de las pruebas a las que se presentan o los temarios que elaboraron para preparar una oposición. Gracias a estas aportaciones tenemos una buena selección de test y temarios de oposiciones que son de libre acceso. También recibimos noticia de información y recursos que los usuarios localizan en Internet y que consideran interesante dar a conocer a través de nuestra web.

En Bibliopos trabajamos “por amor al arte” y cualquier aportación es siempre bienvenida.

 

13. Un sueño, un deseo…

 

Mi sueño, tener tiempo para poner en marcha todas las ideas aparcadas. Un deseo… que se haga la luz ¡ya! y empiece a haber empleo para todos.

 

14. ¿Qué piensa de Alquibla, http://www.alquiblaweb.com como página de difusión de la cultura?

 

De Alquibla me gusta el nombre, que define muy bien el propósito de la web. Me parece una web amena, con contenido variado y que sirve de referencia para dar a conocer un poco mejor el mundo de la cultura, de las bibliotecas y de la labor que realizan los profesionales de la biblioteconomía y la documentación.

 

Algo que añadir…

 

Darte las gracias a ti Eva, por invitarme a participar en esta sección y aprovechando, a mi amigo Ariel Brito por estar pendiente de Bibliopos y enviarme información y recursos, siempre interesantes, que sólo él sabe encontrar.