Etiquetas

, , , , ,

Poeta chileno (Parral 1904 – Santiago 1973). Se llamaba Ricardo Eliecer Neftalí Reyes Basualdo, pero en 1946 su seudónimo Pablo Neruda se convirtió en su nombre civil. De 1920 a 1927 residió en Santiago, donde escribió sus primeros libros: La canción de  pablo_nerudala fiesta (1921); Crespusculario (1923); Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1924), la obra que le hizo famoso; Tentativa del hombre infinito (1925). En estas obras Neruda pasó de un hábil posmodernismo a un vanguardismo marcadamente influido por el imaginismo creacionista de Huidobro. Tras la publicación de su novela corta El habitante y su esperanza (1928), y del libro de prosas líricas Anillos (1926), empezó su existencia viajera y ocupó varios cargos consulares en China, Ceilán y Birmania. En la primera parte de Residencia recoge poemas de 1925-1931, vinculados más o menos directamente con el surrealismo. De 1934 a 1937 fue cónsul de Chile en Madrid, donde entró en contacto con los poetas de la generación del 27 y publicó la segunda parte de Residencia en la tierra (o Segunda Residencia, 1935), de hermetismo y tenebrosidad superiores a los de la primera, aún superados en Las furias y las penas (1936). El estallido de la guerra bookscivil española marcaría un nuevo viraje en su obra, en constante alternancia entre lo planfletario y la intensa elevación contemplativa (España en el corazón, 1937).

Cesado en su cargo, se trasladó a París, y más tarde, a Santiago. En 1938 ingresó en el Partido comunista chileno. De nuevo cónsul en París y en México, en esta ciudad publicó Dura elegía (1942) y Tercera residencia (1942).

Regresó a Chile y fue elegido Senador. La persecución gubernamental iniciada a raíz de su discurso Yo acuso, pronunciado en el Senado (1948), le obligó a vivir en la clandestinidad durante más de un año hasta que consiguió huir del país. En México publicó Canto general (1950), sin duda su obra más ambiciosa. Posteriormente creó una columna periodística y poética, las Odas elementales (1954), en que cantó los objetos más humildes cotidianos.

Esta serie se continuaría en otros tres libros – Nuevas odas elementales (1956), Tercer libro de odas (1957) y Navegaciones y regresos (1959) -, que caben ser considerados en conjunto como vasto borrador para Estravagario (1958).

Vuelto a Chile, en 1961 publicó Las piedras de Chile y Cantos ceremoniales, libro este último que pablo-neruda-felicidad-necesitodetodospreanuncia el tercer ciclo de su poética: Memorial de Isla Negra (1964). Esta fase se prolongaría en diversas obras: Una casa en la arena (1967), Las manos del día (1968), La espada encendida (1972).

Póstumamente se publicaron los libros de memorias, Confieso que he vivido (1974) y Para nacer he nacido (1978) y la recopilación de prosas y poesías de juventud El río invisible (1980).

Fue Premio Nobel de Literatura en 1971